lunes, 22 de septiembre de 2014

El modelo educativo de los socialistas andaluces



La actual situación educativa en la que nos encontramos los jóvenes hace muy difícil el normal desarrollo formativo, provocando que nuestro futuro y, sobre todo, el futuro de las generaciones ulteriores se tambalee y corra un gran peligro.
Desde la entrada del Partido Popular en 2011 al gobierno de nuestro país, el sistema educativo ha sufrido un enorme retroceso sustancial en las condiciones y en las diversas propuestas educativas acometidas hasta el momento. El aumento de la ratio de alumnos por clase, el cierre de bibliotecas, la eliminación de becas-ayudas por parte de Estado (recorte de más de 275 millones de euros), el cambio de las condiciones de los becarios pasando de ser un derecho cuya finalidad es contribuir desde lo público a los estudiantes que así lo necesiten por su condición tanto familiar como socio-económica, el repago en Formación Profesional, el recorte en el profesorado (más de 30.000 profesores y profesoras), la reducción de los becados Erasmus, la subida de las tasas universitarias, la subida del precio de las guarderias, y como la implantación de la tasa de reposición en el sistema educativo, entre otros, al 10%, son algunos ejemplos.
Todos estos recortes han supuesto 6.000 millones de euros menos en la formación de los jóvenes de nuestro país, motor social, económico y cultural del futuro.
En contraposición de las medidas adoptadas por parte del gobierno de Mariano Rajoy contra los estudiantes y sus respectivas familias, el gobierno autonómico presidido por Susana Díaz ha marcado unas líneas de actuación cuya finalidad no es otra que la correcta función de los servicios públicos a nivel educativo ofertados en nuestra región. En esta línea destacamos el fraccionamiento en el pago de las matrículas universitarias a partir del curso 2014-2015 hasta un máximo de cuatro abonos, la congelación de las tasas universitarias y de las tasas en postgrado, la continuidad de las condiciones y finalidad de las becas para con los estudiantes materializado en la beca Adriano, la beca 6.000 y la beca de Segunda Oportunidad, el mantenimiento de las dotaciones a las universidades andaluzas para posibilitar la oferta de becas propias de dichos centros educativos y la gratuidad de libros de texto en la educación obligatoria con un coste de 43,7 millones de euros en el curso 2014-2015.
El gobierno de nuestra Comunidad Autónoma, un año más, demuestra el firme convencimiento y el compromiso con los jóvenes andaluces que, en muchos casos, se encuentran en una situación de vulnerabilidad socio-económica, posibilitando con su actuación la igualdad de oportunidades y la eliminación de las barreras que los jóvenes españoles nos encontramos hoy en dia para continuar con éxito nuestra formación, no sin grandes dificultades principalmente por la presión económica con la que Mariano Rajoy (PP) asfixia a Andalucía reteniendo cerca de 8.200 millones de euros que nos corresponden.

"De tanto ahorrar en educación nos hemos hecho millonarios en ignorancia" (Anónimo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario