domingo, 8 de marzo de 2015

Día Internacional de la mujer

La historia 'oficial' de la Organización de las Naciones Unidas cuenta que en 1909 se conmemoró por primera vez el ´Día Nacional de la Mujer' un 28 de febrero como propuesta del Partido Socialista en Estados Unidos.
A partir de ese año, le sucedieron numerosos actos en distintos países de mano de las mujeres.
 En 1917 mujeres rusas comenzaron una huelga en la que salieron a la calle a pedir "pan para sus hijos" como reacción a la muerte de sus maridos, soldados en la guerra. Obtuvieron el derecho al voto y consiguieron que el Zar abdicara.
 Definitivamente, en 1975 las Naciones Unidas conmemoró el Día Internacional de la Mujer un 8 de marzo. La consigna de lucha de miles de mujeres fue la petición de los derechos de la mujer, el sufragio femenino universal, el acceso a cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y la no discriminación laboral.

 Hoy 8 de Marzo de 2015, aún no existe una igualdad real. A pesar de los logros conseguidos y de lo mucho que hemos avanzado, una mujer tiene que trabajar 84 días al año más que un hombre para recibir el mismo salario por el mismo puesto de trabajo, muestra clara de que hay igualdad de obligaciones pero no igualdad de oportunidades. El número de mujeres que ocupan altos cargos está muy lejos de alcanzar al de hombres. Siguen existiendo trabajos estereotipados, a los que no se permite a las mujeres acceder por el simple hecho de ser mujer. Hay más mujeres asesinadas por Violencia de Género, y cada vez más jóvenes. Tenemos un gobierno del PP machista, que ha querido coartar el derecho a decidir cuándo ser madres de las mujeres españolas, y del que sus dirigentes muestran día a día públicamente lo que piensan de las mujeres como por ejemplo su último candidato a las elecciones europeas.

 Todo esto es el reflejo del asentamiento del patriarcado que aún seguimos sufriendo tanto mujeres como hombres y muestra que la igualdad sigue sin llevarse a la práctica, porque esta no es una lucha sólo de mujeres sino que debe ser una lucha conjunta de mujeres y hombres por superar las desigualdades e injusticias. Esto es feminismo. Feminismo es igualdad.

 Por eso desde Juventudes Socialistas de Huelva apoyamos a los movimientos feministas y reivindicamos una igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, porque ello es sinónimo de ser socialista, porque en toda la historia nuestro lema ha sido conseguir la igualdad. Continuaremos cada paso que dieron aquéllas mujeres que un día luchaban solas con dignidad y nos uniremos a su lucha con respeto.

La igualdad debe ser una realidad, y lo tenemos que conseguir por nuestras mujeres: las que estuvieron, están y estarán.

SOMOS DIFERENTES, NO DESIGUALES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario